Skip to main content

Uno se vuelve fascinante, uno no nace. Pensar que se nace con determinadas cualidades y defectos y creer que estos últimos no se pueden corregir es una tontería total. Queda a nuestra total discreción decidir qué hacer con nosotros mismos y, especialmente hoy en la era de la información, es imperativo mejorar aquellos aspectos que consideramos negativos. Si te preguntas cómo ser encantador, te recomendamos leer libros sobre el tema. Todo esto se puede aprender completamente. Si bien es posible que no sean tus características innatas, ser capaz de comportarte correctamente, ser encantador y ser socialmente atractivo son cualidades que puedes aprender.

¿Qué significa ser encantador? Consideraciones iniciales

Partimos del supuesto de que cada uno de nosotros, en función de nuestras capacidades y características de comportamiento, tiene su propio modus operandi en el abordaje de las situaciones y en la relación con los demás. Dicho esto, en este artículo hablaremos sobre cómo ser encantador sin importar el punto de partida: intentaremos darte consejos prácticos para usar, todo con el objetivo de enfatizar que saber comportarse como un Starboy, así como saber cómo seducir a una chica, son cosas enteramente aprendibles.

La dinámica fundamental de las relaciones y una variedad de investigaciones y estudios de comportamiento nos dicen que las primeras impresiones son enormes y difíciles de cambiar. Además de esto, los mismos estudios de la Universidad de Harvard demuestran la importancia primordial de mostrarse cálido y abierto.

En este sentido, el verdadero cambio de juego es la sonrisa. Añadiendo una sonrisa al primer encuentro con una persona, inconscientemente suavizarás y harás que tu interlocutor se sienta a gusto, mejorando el porcentaje de simpatía y amabilidad.

También es fundamental introducir la importancia del lenguaje corporal. Cualquier movimiento que contenga una compresión o un cierre es síntoma de estrés. Morderse los labios, rascarse y estar desatento e inatento son todos indicadores de estrés social. Por el contrario, los movimientos lentos y expansivos son precisamente los que le darán encanto a tu persona. Los movimientos compuestos, diseñados y realizados con encanto son la salsa para parecer fascinante, además de su apariencia estética y su comunicación intelectual. Saber controlar tu cuerpo, por lo tanto, es fundamental para parecer encantador y atractivo.

Concéntrate en tu interlocutor, escucha

Aquí entra el primero de los conceptos básicos del encanto: comprender a la otra persona y centrarse en ella. Decir menos y escuchar más, por ejemplo, y conseguir que nuestro interlocutor esté a gusto es la misión. Ser camaleones sociales y saber adaptarse a los que tenemos delante, por tanto, saber afrontar cada situación y cambiar en función de ella, es el concepto básico de la inteligencia social.

Hacer un esfuerzo parece obvio pero no lo hacemos. Nos volvemos perezosos. Numerosos estudios muestran que las parejas se divierten más cuando fingen que es su primera cita. ¿Porque? Cuando estás en una primera cita, te esfuerzas más.
En relación con esto, por lo tanto, el optimismo y la confianza en los demás es la clave para parecer amable y encantador.

Escucha. Si quieres entender cómo ser fascinante debes entender la importancia de controlar psicológicamente a tu interlocutor, mostrándote una vez más abierto y atento a la escucha, dándole importancia y tocando su emotividad.
Muéstrese interesado y activo: hágala hablar tanto como sea posible, pero no haga que suene como un interrogatorio. Trate de hacer preguntas abiertas que le permitan navegar por la conversación y conectarse donde le resulte más cómodo.

Encuentra similitudes con tu interlocutor

Si quieres entender cómo ser encantador, recuerda siempre tratar de encontrar puntos de similitud con tu interlocutor. Nuevamente, numerosos estudios muestran que la similitud entre dos individuos, especialmente en términos de aspiraciones, es extremadamente poderosa para crear relaciones más profundas.

A pesar de ello, ser misterioso y no conectar directamente con tu interlocutor también puede considerarse fascinante, por lo que es necesario entender qué estrategia utilizar en determinados momentos. Como se describe en el artículo sobre seducción -cómo seducir a una chica: técnicas y consideraciones-, debes comportarte de acuerdo a la circunstancia precisa, por lo que si estás uno a uno con tu interlocutor o si estás en grupo (generalmente es recomendable encontrar similitudes y ser amable en el uno a uno y parecer misterioso en situaciones de grupo).